¿Estás pensando cambiar de casa porque llega un nuevo miembro?

¿Estás pensando cambiar de casa porque llega un nuevo miembro?

Cuando somos dos, nos centramos en nuestras necesidades y buscamos una vivienda acorde a lo que queremos de manera consensuada. ¿Qué pasa cuando estamos esperando un nuevo miembro? Un nuevo miembro que, además, va a tener unas necesidades completamente diferentes a las nuestras.

 

En la entrada de hoy, hablamos de cómo afecta la llegada de un nuevo miembro a la familia qué podemos hacer al respecto y qué recomendaciones se deben tener en cuenta!

 

  • Cada uno en su sitio. Si la distribución de nuestro hogar nos lo permite, siempre es más recomendable que cada miembro de la familia tenga su propia habitación, su propio espacio. Ir acondicionando la nueva habitación del bebé en los primeros meses de embarazo permitirá realizar dichas tareas con calma y preparándola atendiendo al más mínimo detalle. Como es normal, el bebé no va a dormir en su habitación desde el primer momento, pero sí que en los primeros meses de vida se le debe pasar a su habitación para que se vaya habituando a su nuevo espacio, incluso si ese espacio es compartido con otros hermanos. En este caso, es muy importante que cada uno tenga su espacio dentro de la habitación para que puedan sentir que tienen intimidad.

 

  • El mobiliario. Antes una cuna era una cuna la vieras por donde la vieras. Ahora, una cuna se transforma en una camita perfecta que se adapta al crecimiento del niño. Esta posibilidad de «reutilizar» estos muebles no solo suponen un ahorro económico sino que además, nos permitirá seguir aprovechando al máximo el espacio que hemos creado para el bebé ya no solo durante los primeros meses, sino que muy probablemente durante los primeros años de vida.

 

  • La seguridad lo primero. Los bebés son curiosos y no temen a nada pues nada de momento les ha hecho daño. Y eso tiene que seguir siendo así, por lo menos en lo que respecta a nuestra casa. Prevenir cualquier tipo de incidente con esquinas, enchufes, productos de limpieza o incluso los propios muebles, nos permitirá tener una casa mucho más segura y nuestra propia tranquilidad de que nuestro bebé está a salvo.

 

  • Reforma por aquí  y por allá. La mayoría de las parejas que quieren formar una familia, previamente suelen haber adquirido una casa en propiedad y en muchas ocasiones, eligiéndola a conciencia sabiendo que tarde o temprano de dos iban a pasar a ser tres. El tener una casa en propiedad nos permite entre otras cosas, poder hacer las reformas que queramos sin tener que dar explicaciones. No obstante, la reforma más típica que se suele llevar a cabo es una buena mano de pintura al hogar para que se vea más limpio, luminoso y acorde a la nueva familia que está a punto de crearse.

 

  • La zona. Este es un tema bastante importante. Cuando una pareja va a comprarse por fin una casa y tiene esa mentalidad de crear familia, lo primero que se les pasa por la cabeza son todas esas necesidades que va a tener el bebé y que dependen directamente de sus padres: guarderías, colegios, médicos, parques, familias jóvenes, tranquilidad…Normalmente en el centro de las ciudades es difícil encontrar todas estas características juntas y cercas. Así que las parejas suelen mirar en los barrios periféricos de la ciudad en donde es más probable que encuentre exactamente lo que están buscando. Es más, en muchas ocasiones, las parejas ya buscan directamente urbanizaciones donde la tranquilidad y el ocio estén cubiertos con parques infantiles e incluso piscinas y que dichas urbanizaciones estén muy cerca de los servicios principales. Tanto, que no será necesario el coche para poder desplazarte hasta cualquiera de estos puntos. Algo muy a favor cuando se tiene un bebé, así no hay que estar metiendo y sacando todo del coche cada vez que tengamos que llevar a nuestro bebé al médico o simplemente a la guardería.

 

Conclusión, confirmamos que un bebé cambia y mucho la vida a sus padres y el propio estilo de vida de los mismos. Algo que se verá reflejado muy probablemente en su día a día, sus aficiones y por supuesto su hogar que lo transformarán para que sea un hogar para los tres.

 

En Activa Inmobiliaria no somos expertos en bebés, pero sí somos expertos en inmuebles. Si estás pensando cambiar de casa porque se queda pequeña para aumentar la familia, en Activa nos preocuparemos desde el minuto 1 para encontrar exactamente lo que estás buscando. Nuestros agentes comerciales estarán encantados de ayudarte en esta nueva aventura que comienzas.

 

Ponte en contacto con nosotros en el 983253841 o en activainmobiliaria@hotmail.com y deja la compra de tu nuevo hogar en nuestras manos. El resultado te sorprenderá!

 

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your comment:

Your name: