4 consejos antes de comprar una casa con piscina privada

4 consejos antes de comprar una casa con piscina privada

El calor se nos ha echado encima y más que nunca desearíamos tener una casa con piscina para poder refrescarnos en las largas tardes de julio y agosto.

Si estamos pensando invertir en una nueva casa que además cuenta con piscina privada, deberíamos tener en cuenta una serie de aspectos para que luego no nos llevemos sorpresas desagradables.

  1. Asesoramiento

Nunca está de más consultar con un profesional acerca del cuidado y el mantenimiento que tiene la que puede ser nuestra futura piscina. Una inversión que puede ahorrarnos mucho dinero si no estuviera en un estado óptimo y tuviéramos que depender de reparaciones costosas para poder disfrutarla.

Cualquier empresa de mantenimiento de piscinas podrá ayudarnos de manera rápida y eficaz, dándonos una valoración con la que podremos confirmar si está en perfecto estado o no tan bien como creíamos.

 

2. Depuración

Las piscinas con el uso y el clima se desgastan. Y una de las consecuencias de este son las fugas de agua, ya sea por las tuberías o por grietas en el vaso. Esto que parece fácil de arreglar, en realidad supone un coste bastante alto porque es una avería que puede afectar a todo el perímetro de la piscina y agravar el problema.

En el caso de ser una piscina de reciente construcción, deberíamos comprobar si estamos dentro del periodo de garantía de la misma para poder reclamar cualquier posible fuga o fallo de construcción.

Hay que tener en cuenta que una fuga no es fácil de detectar. Una de las manera de comprobar que todo va bien es pidiendo las facturas del consumo de agua en el último verano para comprobar si están dentro de la normalidad o por el contrario el coste es más costoso de lo esperado.

 

3. Estancamiento

Siempre que hablamos de piscinas tenemos que hablar de depuración. El sistema de depuración es imprescindible para un largo y buen funcionamiento de una piscina.

La depuradora tiene un fácil mantenimiento, pero hay que hacerlo. Si no, corremos el riesgo de tener múltiples problemas que dificulten el buen funcionamiento de la misma y por lo tanto nos impidan el baño en óptimas condiciones.

Poner en marcha la depuradora, nos proporcionará datos importantes sobre el estado de la bomba y su funcionamiento.

 

4. Desinfección

La piscina necesita del conocido cloro para que no se llene de bacterias que vuelven al agua un lugar óptimo para la vida vegetal y transforman el color azul en un color verdoso que no acompaña a las ganas de bañarse.

Generalmente se suelen usar pastillas de cloro cuyo efecto se ve porque es un tratamiento que realizamos nosotros y que lo controlamos. Ahora, en las piscinas más modernas se usan sistemas especiales que de manera automática controlan y desinfectan la piscina sin necesidad de estar nosotros pendientes. Es una fórmula estupenda para no tener que preocuparnos de echar o no la pastilla, pero como todo, pueden estropearse.

Es importante que en el caso de que nuestra futura piscina cuente con este tipo de sistemas, comprobemos que está en plenas condiciones y su funcionamiento es correcto.

 

Y hasta aquí los consejos.

Pueden parecer acciones demasiado exageradas para una piscina. Sí. Pero tenemos que pensar que no es una piscina comunitaria donde hay un equipo de mantenimiento que se encarga de que todo, desde el principio, funcione correctamente.

Estamos hablando de piscinas en propiedades privadas donde depende exclusivamente de nosotros su cuidado. Si los vendedores lo han hecho bien y la han cuidado, no tendremos ningún problema. No digo que en cada casa que visitemos llevemos al equipo de mantenimiento de piscinas para que revise todas. Pero sí en aquella en la que realmente estamos interesados y que si todo está correcto podemos llegar a comprar.

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your comment:

Your name: